José Cortazar Navarrete- Mérida, Yuc. 5 de agosto. – Ante la presentación del proyecto del Gran Parque La Plancha que se anunciará en breve, Félix Rubio Villanueva impulsor de este proyecto desde hace 8 años señaló que, el proyecto aún tiene muchas preguntas que no se han respondido. Dijo que, hace cinco semanas las agrupaciones civiles que representan este proyecto entregaron 15 preguntas a los constructores y hasta ahora no hay respuestas.

Rubio Villanueva señaló que, el ofrecimiento del gobierno estatal y federal para completar el proyecto, era el total acuerdo de los vecinos y las propuestas más importantes del Plan Maestro del proyecto que realizó la UNAM junto con otros profesionistas de universidades locales.  

Por eso, insistió, se comprometieron a darnos puntual respuesta de cada una de las preguntas y de los mecanismos sociales, arquitectónicos y ambientales que se realizarán en este proyecto y hasta la fecha no hay contestación.

Argumentó que, los vecinos y las organizaciones que impulsaron el proyecto del Parque La Plancha se mantienen en las condiciones de escuchar las propuestas y considerar las condiciones definitivas de este parque que está bajo la responsabilidad de la empresa Menéndez y Asociados, que están completando la maqueta y los planos.

Dijo que, a través de los medios de comunicación se enteró de que, se ha llegado un acuerdo con los 12 posesionarios de casas que están en asentados en el Parque Artículo 123. Sin embargo, recalcó, por versiones de 2 de estos posesionarios, no hay arreglo y no están de acuerdo en desocupar las viviendas, lo que también indica que, hay varias versiones con los vecinos.

Félix Rubio mencionó que, han confiado en las autoridades y también en las pláticas que se han sostenido entre las partes. Deseamos un acuerdo, puntualizó, por ello, presentamos entre 15 y 20 preguntas a la empresa encargada del diseño y a los funcionarios estatales y federales sobre cómo se completaría esta obra y tras cinco semanas, varios mensajes de texto, sin respuesta, se mantienen en la expectativa de conocer cuál será el resultado de su esfuerzo.

Aseveró que, las preguntas presentadas tienen como objetivo aclarar muchos de los aspectos que de origen van desde la delimitación completa del terreno que es de 29 hectáreas, hasta las características de las cerca de 5 mil plantas y zonas consideradas en el arbolado y la jardinería que se proponen en el proyecto original.

De la misma forma, los tiempos y condiciones del trazo de calles, el impacto que representará para las muchas empresas que están en el perímetro del recinto y las condiciones que prevalecerán durante la obra, a fin de que se tomen medidas por propietarios y vecinos sobre las características del proyecto final.

Argumentó que, a 8 años de que vecinos y organismos civiles iniciaron el impulso del proyecto, no se rendirán hasta no conocer a detalle los términos y condiciones que aplicarán para este espacio, las obras y la infraestructura que se utilizará y los tiempos en los que se concluirá para aprobar o modificar los aspectos más importantes que están plasmados en el Plan Maestro que realizó la UNAM y otros especialistas y ciudadanos meridanos, concluyó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: