Nacional

Cancillería propone que niños migrantes puedan ser acogidos temporalmente por familias mexicanas

3a449677671564598515_standard_desktop_medium_retina

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) presentó este miércoles el Modelo de ‘Cuidados alternativos para niñas, niños y adolescentes migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en México’, que contempla que algunos menores podrán ser cuidados por familias temporales.

Se trata de un programa impulsado por la cancillería, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para garantizar los derechos humanos de los menores de edad no acompañados que busquen quedarse en México.

Este modelo se basa en cuatro ejes. El primero, de identificación, en el que el Instituto Nacional de Migración (INM) o el Sistema Nacional DIF detectará a los menores de edad migrantes en situación de vulnerabilidad, para canalizarlos a un Centro de Asistencia Social, especializado de corta estancia.

La segunda etapa, de primera acogida, comienza una vez que la niña, niño o adolescente ingresa al centro de corta estancia, para que se atiendan sus necesidades básicas. Durante ese periodo, la Procuraduría de Protección de la Niñez, federal o estatal, elabora un plan de restitución de derechos con las medidas especiales que se requieran, y el Sistema DIF, nacional o local, así como el Centro de Asistencia, hacen un primer esbozo de un plan de vida individualizada.

Será en la tercera etapa, de segunda acogida, en la que se extienda el cuidado básico en dos modalidades: la familiar, que contempla el acogimiento de la familia extensa o de una familia ajena; y la residencial, que considera a los Centros de Asistencia Social especializados y a los grupos-departamentos.

La cuarta etapa es el egreso, en el que se busca ayudar a los menores para lograr su integración a la sociedad de forma productiva, de acuerdo con el plan de protección y restitución de derechos, mismo que es revisado y actualizado de manera periódica, al igual que el plan de vida individualizado.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, detalló que se trata de un modelo que se espera tenga un presupuesto en próximos meses y que servirá como una “brújula” para la atención de los niños migrantes.

“El modelo se tiene que traducir en un programa, en un presupuesto, se tiene que traducir en cómo lo evaluamos para que se lleve a cabo. Y, lo más importante, nos da un camino a seguir, es una brújula de navegación en un proceso bien complejo, muy difícil, pero hay que hacer el intento y hay que hacerlo de frente así, con un modelo de cuidados alternativos”, dijo.

En su participación, que no estaba planeada en la invitación, el funcionario federal reconoció la coordinación de las distintas dependencias para lograr el modelo que, de acuerdo con la titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, María del Rocío García, no tiene fecha de inicio, pero es un tema “que urge”.

Durante los primeros seis meses de 2019, el número de niños migrantes detenidos en México ha crecido 132 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2018, de acuerdo con la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado.

“Hubo un incremento de 132 por ciento de niños migrantes, el 74.3 por ciento estaban acompañados, pero el 25 por ciento no lo estaban. Estas no son cifras, son personas, cada uno de ellos son un niño, una niña que no tiene a su mamá, al tío, a pariente, a nadie con él”, dijo la funcionaria de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Los datos se basan en los boletines estadísticos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, que señala que de enero a junio de 2019 32 mil 507 menores cruzaron México con el objetivo de llegar a Estados Unidos, y en el mismo periodo de 2018 lo hicieron 14 mil 287 niños, niñas y adolescentes.

De esas cifras destaca que, en 2019, el 75 por ciento eran menores que viajaban con familiares y el 24 por ciento que lo hacía de forma independiente. En 2018 los porcentajes fueron diferentes, para los que se encontraban en la primera condición 65 por ciento y 35 por ciento para quienes viajaban sin compañía.

Fuente: el financiero

Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s