Yucatan

INAH reporta desprendimientos de la cornisa del Ateneo Peninsular

José Cortazar Navarrete- Mérida, Yuc. 8 de agosto– El Instituto Nacional de Antropología e Historia reportó este domingo que, debido a las intensas lluvias de esta semana, una sección del balcón de la esquina sur del Ateneo Peninsular se desprendió, sin causar daños mayores.

El INAH informó que realizará un peritaje para conocer la situación del edificio, que hoy alberga además del Museo Macay a comercios, tiendas de conveniencia y empresas de ropa.

WhatsApp Image 2021-08-08 at 9.01.38 AM-2

El reporte de las autoridades indica que, en los primeros minutos de este domingo se suscitó el siniestro sin causar daños mayores. La Policía Municipal de Mérida dio a conocer que, una sección menor del primer balcón, del primer piso del edificio, que se encuentra ubicado en la calle 63 con 60 -cara sur- se desprendió y se precipitó al suelo.

Por la hora en el que se presentó el incidente y las medidas de control de movilidad establecidas por las autoridades estatales no había gente en el lugar, lo que únicamente se escuchó el impacto de los materiales en el piso. 

El edificio del Ateneo Peninsular, es un inmueble ubicado en el corazón del Centro Histórico de Mérida, las referencias indican que, comenzó a levantarse durante la regencia eclesiástica de Fray Diego Landa (1573-1579) y se concluyó durante la de Fray Gonzalo de Salazar (1608-1663). 

De acuerdo con algunas primeras referencias de 1573, contaba con habitaciones, oficinas, personal, cocina y comedor. Su uso como residencia oficial de los obispos se mantuvo durante 343 años.

A pesar de que oficialmente el edificio pertenece actualmente al gobierno federal, continuó siendo residencia obispal. Durante el período episcopal de Martín Tritschler y Córdova (1900-1941) fue creado como sede del Arzobispado, pero la situación tuvo un revés con la llegada del boticario Salvador Alvarado en 1915.

Al imponer la instalación del gobierno central Alvarado Rubio cambió la dirección del Palacio Episcopal, ya que fue elegido como cuartel para sus tropas y para la creación de la Escuela de Agricultura.

Ese mismo año, el 5 de junio, el gobierno de Alvarado incautó el edificio y encargó al arquitecto Manuel Amábilis Domínguez su remodelación para la creación del Ateneo Peninsular. Para 1920, el otrora Palacio Episcopal ya se había transformado con un estilo arquitectónico característico.

Según el reporte emitido por el INAH, se realizará un peritaje para conocer la condición actual del edificio en su conjunto que ya manifiesta deterioro, desnivel y daños en techos, y humedad en sus paredes para proceder a la reparación del daño ocasionado. 

Categorías:Yucatan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s