molnupiravir_covid_medicamento_merck.png_423392900.png

Un panel del Ministerio de Salud japonés recomendó este viernes la aprobación de la píldora antiviral contra el Covid-19 desarrollada por Merck

Un panel del Ministerio de Salud japonés recomendó este viernes la aprobación de la píldora antiviral contra el Covid-19 desarrollada por Merck, como parte de los planes del primer ministro, Fumio Kishida, de desplegar nuevos tratamientos antes de fin de año, a medida que aumenta la preocupación por la variante Ómicron.

La decisión del panel sienta las bases para el envío de 200,000 dosis en todo el país a partir de este fin de semana, según los preparativos anunciados anteriormente por Kishida.

Japón está apostando fuertemente por los tratamientos orales para mantener a raya las infecciones graves y las muertes en caso que surja una temida sexta oleada de la pandemia.

El gobierno acordó el mes pasado pagar a Merck y a su socio Ridgeback Biotherapeutics unos 1,200 millones de dólares por 1.6 millones de dosis de su medicamento molnupiravir.

Además, Kishida anunció la semana pasada un acuerdo para adquirir 2 millones de dosis de otra píldora antiviral desarrollada por Pfizer. Se espera también que la empresa japonesa Shionogi & Co solicite pronto la aprobación de su propio tratamiento y suministre otro millón de dosis a principios del año que viene.

Los reguladores estadounidenses autorizaron el jueves la píldora de Merck para ciertos pacientes adultos de alto riesgo.

Varios países se apresuraron a comprar el molnupiravir de Merck tras unos resultados iniciales muy prometedores, pero los datos posteriores de la empresa a finales de noviembre indicaron que el fármaco era notablemente menos eficaz de lo que se pensaba. Francia canceló su pedido el miércoles.

Japón ha confirmado esta semana los primeros casos conocidos de infecciones por Ómicron que no han podido ser rastreados hacia viajeros en el extranjero. Se han detectado transmisiones comunitarias de la variante en las ciudades occidentales de Osaka y Kioto y el viernes se anunció un caso sospechoso en Tokio. (Con Información de El Economista)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: