José Cortazar Navarrete-Mérida, Yuc. 3 de enero- Es momento que la historia de México incluya y reconozca las grandes aportaciones que el socialismo peninsular integró a la construcción del país y de la visión de Felipe Carrillo Puerto, que en dos años de gobierno alcanzó más logros que los que se obtuvieron en la revolución mexicana, dijo Armando Bartra Verges, sociólogo y especialista en Desarrollo Rural.

Bartra Verges (Barcelona, España, 1941) fue el invitado de honor a la Sesión Solemne del Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Yucatán, por la celebración del Primer Centenario de la Creación de la Universidad Nacional del Sureste, impulsada por el gobierno de Felipe Carrillo Puerto en 1922.

El investigador e historiador hizo una detallada semblanza y análisis de los objetivos que marcaron el gobierno del primer gobernador socialista de México, asesinado el 3 de enero de 1924 en esta ciudad de Mérida.

Bartra Verges, académico de la Universidad Metropolitana de México, destacó las condiciones y muy diversas facetas que impulsaron las acciones del gobierno Carrillo Puerto y los aspectos que contrastaron las condiciones exigidas por el gobierno central que tenían una dimensión muy lejana de la situación que se vivía en Yucatán en las primeras décadas del siglo pasado.

WhatsApp Image 2022-01-03 at 2.56.31 PM-10

En la conferencia que sustentó como orador huésped, el docente expuso que, el gobierno socialista de Felipe Carrillo ha sido poco estudiado y dimensionado, ya que, los cambios sociales que marcó en sus dos años de gobierno fueron profundamente justicieros para el campesino, la mujer y la educación.

Explicó que, previo a la aparición de la Universidad Nacional del Sureste, se habían realizado gestiones en el gobierno de Carlos Castro Morales (1918-1920) para la creación de la primera universidad de Yucatán, gestión que continuó en la gestión gubernamental de Manuel Berzunza y Berzunza (1921-1922).

Sin embargo, fue preciso la autorización del centro del país para el nacimiento de la universidad y por ello se realizó la visita a Yucatán del entonces secretario de Educación del Gobierno José Vasconcelos.

En su exposición, el conferencista se refirió a Vasconcelos como una persona con una visión retrógrada, quien incluso expuso que, los indígenas no necesitaban ser educados, lo que se contraponía a la visión de Felipe Carrillo Puerto, que, a unos días de haber iniciado su gobierno, nombró al primer Consejo Universitario y se procedió a la creación de la Universidad Nacional del Sureste (UNS)

El objetivo de la UNS tenía como alcance un proyecto regional, que incluiría a los estados -Campeche y Tabasco- que no tenían una institución del nivel superior para su proceso de desarrollo y formación educativa superior.

Por su parte, Carrillo Puerto, con su visión socialista, se identificó con la filosofía de la educación liberal y de vanguardia lo que en su discurso y acción motivó a que los campesinos tuvieran un sitio en la institución universitaria y que forjaran los primeros cambios sociales que Yucatán estaba demandando.

El conferencista refirió las profundas diferencias que ambos personajes tenían de la educación, situación que en su momento Carrillo Puerto aceptó, para que el gobierno central avalara la creación de la universidad, y que posteriormente se modificaron para llevar cambios significativos al proceso de enseñanza de la sociedad yucateca.

Bartra Verges insistió en la capacidad innovadora de Felipe Carrillo y de las condiciones que impulsó en su tiempo para desarrollar carreteras, vías férreas, comercio marítimo y el impulso a la modernización de las condiciones socio económicas del estado. Enfatizó que, el gobernador yucateco se aferró a las condiciones de las nuevas tecnologías e impulsó medios de comunicación, aspectos comerciales y sociales que no se habían dado en México, incluso después de la llamada revolución mexicana.

Agregó que, el gobierno carrillista destacó por el impulso al feminismo y por la gran aportación a la fuerza femenina, lo que permitió que Mérida tuviera a la primera regidora mujer Elena Torre y la primera diputada Elvia Carrillo Puerto, que hicieron que las condiciones de las mujeres cambiaran en Yucatán, cuando aún en México no se obtenían.

Además, repuso, Carrillo Puerto defendió el indigenismo, sin ser indígena, lo que en el país no era una condición de cumplimiento, ya que si bien, en el centro se desarrolló la reforma agraria, en Yucatán se hizo de pleno derecho para los campesinos disponer de sus tierras y latifundios.

Bartra Verges reclamó la condición centralista de los historiadores mexicanos que poco han reconocido las condiciones que se impusieron en Yucatán y de las aportaciones que marcaron el desarrollo del gobierno socialista yucateco que logró a base de condiciones democráticas superar las condiciones más adversas político económicas para hacer del estado una fuerza de valores y pensamientos ideológicos sociales en favor de la población.

Finalmente, el investigador y sociólogo reconoció que a 100 de la creación de la Universidad Nacional del Sureste, la Uady hoy se mantenga como la institución educativa más importante de la península y una de las mejores en calidad educativa del país, razón que marcó la visión del ejemplo impulsado por su creador Felipe Carrillo Puerto.  

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: