Yucatan

Gasto público registró en abril el mayor subejercicio desde enero del 2021

Al cuarto mes del año, el gobierno tenía programado gastar 2.39 billones de pesos y se han ejercido 2.29 billones.

El gasto que ejerció el gobierno de Andrés Manuel López Obrador registró, en abril pasado, el mayor subejercicio desde enero del 2021, de acuerdo con los datos divulgados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el cuarto mes del año, el gobierno gastó 494,782 millones de pesos, esto es un subejercicio de 97,500 millones de pesos, es decir, el gobierno gastó menos de lo que estaba programado para abril. Este es el mayor subejercicio que se registra para un mes desde enero del 2021, cuando sumó 137,000 millones de pesos.

“Por el monto total gastado a abril, la sobriedad en el gasto ha sido la constante este año, con una notoria salvedad: a febrero se acumulaba un retraso en el gasto calendarizado de 104,000 millones de pesos, pero al tercer mes del año, en el contexto electoral, el Gobierno pisó el acelerador y las erogaciones mensuales superaron lo aprobado en 101,000 millones de pesos, con lo que el subejercicio prácticamente fue solventado. Claramente, la revocación de mandato, proyecto personalísimo del Presidente, aceleró las erogaciones de la Tesorería. En cambio, para abril se agravó de nuevo la austeridad. El retraso del gasto frente al calendario fue de 97,500 millones, el segundo mayor del sexenio”, expuso México Evalúa.

De esta manera, el subejercicio reportado de enero a abril de este año sumó 100,644 millones de pesos. El gobierno tenía programado gastar 2.39 billones de pesos contra los 2.29 billones que efectivamente se ejercieron.

No son ahorros

Alejandra Macías, directora general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), destacó que no se deben confundir estos ejercicios como ahorros por parte del gobierno.

“Lo que hay que entender es que un subejercicio no es igual a un ahorro. No se están logrando los objetivos de gasto y esto demuestra una falta de eficiencia por parte del gobierno de ejercer los recursos programados, es decir, no están sucediendo las cosas en la práctica”, señaló.

En la coyuntura actual, dijo, los subejercicios llaman la atención porque sí hay ingresos que puedan solventar el gasto, y muestra de ello es el crecimiento de 17.7% anual que presentó la recaudación de ISR en el primer cuatrimestre del año.

“Si estos recursos no se están gastando pero sí hay ingresos, ¿por qué no utilizar esos recursos extra para hacer un programa más paliativo para la población más vulnerable ante los altos niveles de inflación?, por ejemplo”.

Agregó que muchas veces, para fin de año, las secretarías que han mostrado subejercicios empiezan a emplear los recursos para que en el próximo presupuesto no vean un recorte en su gasto.

Austeridad y menos gasto

Al observar los datos de la Secretaría de Hacienda se observó que, desde el inicio del sexenio de López Obrador, al menos en 25 meses se ha gastado menos de lo aprobado, esto en medio de la estrategia del gobierno de impulsar la austeridad e intentar combatir la corrupción.

En este periodo, el mes en donde se registró el mayor subejercicio fue en enero del 2021, cuando los recursos no ejercidos sumaron 137,100 millones de pesos.

“Sin embargo, en todos los meses de diciembre aumenta el gasto (muchas veces hacia fideicomisos) para menguar el subejercicio (…). Un mecanismo genial, porque permite ‘disimular’ los recortes al gasto y guardar ese dinero para los siguientes años. Por eso, entre otras medidas, es indispensable mejorar el formato de la Cuenta Pública para desincentivar esta práctica”, señaló el análisis de México Evalúa.

Para este año, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el gasto aprobado fue de 7 billones 48,205 millones de pesos; sin embargo, Hacienda modificó el estimado en 336,260 millones de pesos más ante un mejor desempeño de los ingresos petroleros, consecuencia de mayores precios del petróleo a nivel internacional.

“A pesar de los constantes recortes en el gasto programado, el gobierno no logra limitar los déficits presupuestarios –ingresos menos gastos totales del Sector Público–, pues los ingresos no suben a la par del gasto. Esto puede deberse a que generalmente se estima un gasto por arriba del que la recaudación puede fondear para “quedar bien” en la discusión presupuestaria de cada septiembre”, destacó México Evalúa.

Prohíben contrataciones

En mayo, la dependencia a cargo de Rogelio Ramírez de la O informó a las dependencias de gobierno que, en lo que resta del año, no podrán hacer contrataciones con cargo al erario público.

“Las dependencias, incluidos sus órganos administrativos desconcentrados y las entidades de la Administración  Pública Federal, los Órganos Reguladores Coordinado en Materia Energética, la Oficina de la Presidencia de la República y los Tribunales Agrarios no podrán formalizar ninguna contratación para la ocupación de plazas presupuestarias de carácter permanente, de plazas de carácter eventual y de prestación de servicios profesionales por honorarios con cargo al capítulo de Servicios Personales a partir del 31 de mayo del 2022”, se lee en el oficio mandado a los Oficiales Mayores y Titulares de las unidades de Administración y Finanzas de las dependencias.

La dependencia señaló algunas excepciones, como los movimientos de servicios personales que se realicen en la Sedena, Semar, Guardia Nacional y del programa IMSS-Bienestar.

Fuente: EL ECONOMISTA.

Categorías:Yucatan

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s