Yucatan

FGE documentó 48 horas posteriores a las que José Eduardo abandonó la Policía Municipal.

El titular de la FGE, Juan Manuel León, informó que se solicitó a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Mérida los vídeos, sin cortes, ni ediciones, del minuto a minuto, de los días 21 al 22 de julio relativas a los tiempos de detención, estancia y liberación del hoy occiso, las cuales fueron negadas por oficio por esta instancia del Ayuntamiento de Mérida.

La FGE tiene un compromiso ineludible con la verdad y la justicia y no dejará de buscarlo, con pleno respeto a los Derechos Humanos, por lo que estaremos presentando la correspondiente apelación a la resolución judicial, sostiene el fiscal General del Estado.

El caso sigue abierto y continuará hasta su esclarecimiento, fiscal General del Estado.

Mérida, Yuc, 16 de agosto.- La Fiscalía General del Estado (FGE) tiene documentadas las siguientes 48 horas que transcurrieron luego de que el joven José Eduardo R.E., quien falleció en esta capital tras la comisión de varios delitos, saliera de las instalaciones de la Policía Municipal de Mérida y cuenta con una línea del tiempo de todo lo que hizo durante ese lapso hasta que interpone la denuncia penal, afirmó el titular de la dependencia, Juan Manuel León.

En rueda de prensa, el funcionario estatal también dio a conocer que se solicitó a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Mérida los videos, sin cortes, ni ediciones, del minuto a minuto, de los días 21 al 22 de julio relativas a los tiempos de detención, estancia y liberación del hoy occiso, las cuales fueron negadas por oficio por esta instancia del Ayuntamiento de Mérida. 

Respecto a lo que ocurrió las 48 horas posteriores a que el joven abandonó las instalaciones de la Policía Municipal de Mérida, se informó que a las 11:40 horas del 22 julio José Eduardo abordó un taxi de la línea Econotaxi con número económico 005, cerca del parque de Santa Ana de esta capital.

En esa unidad llegó aproximadamente a las 12:05 horas a una frutería San Francisco, ubicada en la colonia Chuburná, en donde se encontraba su jefe de trabajo y quien le prestó dinero para pagarle al taxista. El jefe de José Eduardo es quien lo observa que se encontraba sucio y golpeado, dejándolo permanecer en la parte posterior de la frutería.

Siguiendo la línea de tiempo presentada por la FGE, a las 15:00 horas un amigo del joven lo observa en la frutería y le pregunta a su hermano (jefe de José Eduardo) porque se encontraba así, a lo que éste contesta que así llegó  en un taxi de color blanco y que le pidió prestado para pagar al taxista.

El amigo del ahora occiso le pregunta a las 17:00 horas ¿qué va a hacer? y el referido le pide que lo lleve a su casa, por lo que ambos abordan  el auto del amigo dirigiéndose hacia el domicilio de José Eduardo, ubicado en la colonia San Pablo Chuburná, en donde al llegar se baña.

A las 18:00 horas el joven y su amigo regresan a la frutería pues irían a realizar labores domésticas. A las 18:05, casi 7 horas después de que José Eduardo abandonó las instalaciones de la Policía Municipal de Mérida, éste le pide a su amigo le tome fotos de sus lesiones para enviárselas a un familiar a través de la red social de Facebook, contactando con su tía.

De esto, hay registro en el Mega data del celular de su amigo y en la red social. A las 18:39 horas se toman más fotografías de las lesiones. 

Toda la noche del día 22 y la mayor parte del día del 23 de julio, José Eduardo permanece en su domicilio, cómo acreditan su amigo y la llamada que realiza a su mamá, hasta las 18:00 horas aproximadamente cuando le pide a dicho amigo lo lleve al médico. Acuden a consultorio de farmacia Similiares en la avenida Mérida 2000 y regresa a su casa en donde se queda hasta el día siguiente.

El día 24 de julio, entre las 10:00 y 11:00 horas, el arrendador del predio en donde vivía el joven se percata que éste se tambalea y presenta dificultad para caminar y respirar, por lo que pide a su casero que llame a una ambulancia, a lo que esta persona le ofrece dinero para ir al médico, lo que José Eduardo rechaza ya que su madre estaba en camino e irían al hospital.

A las 16:25, el joven y su madre llegan al hospital “Dr. Agustín O’Horán” para ser atendidos, en donde les indican que allá no aplican exámenes proctológicos y que era necesario que acudieran al Ministerio Público a interponer su denuncia. En el nosocomio permanecen hasta las 19:58 horas.

La noche de ese mismo día, aproximadamente, a las 22:00 horas, le toman su denuncia en la agencia de delitos sexuales y a las 23:56 horas le realizan el examen médico legal, cuyo resultado determina que hay presencia de desgarre rectal. A las 00:50 horas del 25 de julio se realiza su traslado al hospital “Dr. Agustín O´Horán” llegando a la 1:01 a dicho nosocomio.    

El titular de la FGE señaló que dejar en libertad a los cuatro elementos de la Policía Municipal de Mérida acusados en el caso José Eduardo no significa que se cierra, sino que sigue abierto y no ha terminado, por lo que la investigación de lo sucedido proseguirá hasta su esclarecimiento y se apelará la resolución judicial. 

De las investigaciones se presume la probable participación de los agentes municipales de Mérida en los delitos de violación agravada, tortura agravada y homicidio calificado cometido en pandilla, por lo que se realizaron los actos jurídicos correspondientes que en su momento consistieron en la solicitud de orden de aprehensión, la formulación de imputación y finalmente la vinculación a proceso que no fue concedida por el Juez.  

“La FGE tiene un compromiso ineludible con la verdad y la justicia y no dejará de buscarlo, con pleno respeto a los Derechos Humanos, por lo que estaremos presentando la correspondiente apelación a la resolución judicial”, sostuvo Juan Manuel León.

Desde el Centro Internacional de Congresos, el titular de la FGE reiteró el compromiso del Gobierno del Estado de llegar al fondo de los hechos y esclarecer la muerte, tortura y violación del joven José Eduardo R. E., de 23 años de edad.  

“Quiero decirlo fuerte y claro, la FGE tiene un compromiso ineludible con la verdad y la justicia y no vamos a dejar de buscar que así sea, pero con un amplio respeto al estado de derecho y los derechos humanos”, aseveró. 

Sobre la apelación de este caso, el funcionario estatal explicó que se entrega ante el Juez de Control que lleva el caso y, a su vez, dicha autoridad la entrega al Tribunal Superior del Estado, la cual valorará los datos de prueba que presentó la Fiscalía para vincular a proceso a los cuatro involucrados, además de valorar la determinación del Juez correspondiente.   

Si los magistrados resuelven que si hay datos de prueba suficientes por parte de la Fiscalía, se revoca la decisión del Juez para que se dicte la vinculación a proceso relacionada con los cuatro policías municipales involucrados, precisó.  

En caso contrario, la dependencia fortalecerá con mayores datos de pruebas para acreditar la probable responsabilidad en los delitos de homicidio agravado cometido en pandilla, violación agravada y tortura agravada en contra del joven.

Categorías:Yucatan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s