Internacional

4 habilidades blandas que sí o sí deben tener los jóvenes para conseguir un empleo

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que a nivel global los jóvenestienen tres veces más probabilidades que los adultos de caer en el desempleo. La falta de oportunidades laborales para la población juvenil es un problema agravado por la pandemia. Sin embargo, el desarrollo de competencias alineada a las nuevas necesidades del mercado puede facilitar la empleabilidad de este grupo poblacional.

En un mercado con procesos de digitalización y automatización acelerados por la crisis sanitaria por la Covid-19, las habilidades blandas se han acentuado entre las prioridades de las empresas al momento de atraer talento. De acuerdo con la Guía Salarial 2021 de Hays, el 73% de las compañías valora más estas competencias a diferencia de las habilidades técnicas ligadas al puesto de trabajo.

A través de una encuesta, la consultora identificó lasprincipales competencias blandas que pueden ayudar a los jóvenes a mejorar sus posibilidades de acceder a un empleo. El 36% de los encuestados identifica a la comunicación como la habilidad más valorada por los empleadores.

Además de saber comunicarse de manera efectiva, los jóvenes pueden mejorar su empleabilidad si tienen la capacidad para resolver problemas, iniciativa y colaboración, habilidades que conforman las cuatro competencias blandas indispensables para acceder al mercado de trabajo.

“Para mejorar su empleabilidad, los jóvenes deben centrarse en demostrar sus habilidades personales, principalmente la comunicación, su capacidad para resolver problemas, iniciativa propia, entusiasmo y colaboración, en vez de centrarse en aspectos más técnicos y específicos al puesto de trabajo”, subrayó Alistair Cox, CEO de Hays.

Según el informe Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil 2021 de la OIT, el desempleo de los jóvenes está ligado a su falta de experiencia y a otros factores estructurales. En ese sentido, la pandemia ha llevado esta situación a un círculo vicioso en un contexto donde algunos estudiantes no han continuado su formación y se han reducido los puestos de trabajo temporales y programas de becarios, espacios que sirven para adquirir experiencia.

“Es un pez que se muerde la cola. Si los estudiantes no pueden desarrollar sus habilidades haciendo prácticas o en trabajos temporales, sus posibilidades de encontrar trabajo se reducen y, sin empleo no pueden seguir desarrollando esas habilidades que las empresas demandan”, apuntó Alistair Cox.

La falta de experiencia es la encrucijada a la que se enfrentan los jóvenes al momento de conseguir empleo. El estudio de Hays refiere que el 86% de las empresas prioriza la experiencia sobre la formación a la hora de contratar talento.

Frente a este panorama, el director general de la firma recomendó a los jóvenes añadir en su CV todas las actividades que han tenido en la pandemia y las habilidades que han desarrollado con ellas.

“Todo cuenta, desde acciones de voluntariado, cuidar de familiares, crear clubs de lectura, de música, de arte en remoto, o inclusos asistir a ferias o eventos virtuales. Son los pequeños detalles los que demuestran a las potenciales empresas que, a pesar de las circunstancias, los jóvenes no se han quedado parados mirando como la vida pasa, sino que han mantenido una actitud inventiva, emprendedora y concienzuda, que va más allá de sus calificaciones”, detalló.

Otras cualidades valoradas

El proceso de reclutamiento es similar al inicio de cualquier relación interpersonal, ambas partes se conocen e intercambian información para saber si son compatibles. Alejandra Martínez, responsable de Estudios de Mercado Laboral para SherlockHR, expone que una parte esencial que toman en cuenta los reclutadores son las cualidades de las personas.

La plataforma de reclutamiento SherlockHR analizó 20,000 vacantes para identificar las cinco características personales que más priorizan las empresas:

  1. Ser independiente. Aunque pudiera parecer extraño, las empresas buscan personas que cuenten con la independencia suficiente para ser autogestionables sin perder la supervisión y el seguimiento
  2. Ser sociable. Dependiendo mucho del perfil del empleo, en mayor o menor medida, las empresas buscan que las personas puedan participar y relacionarse efectivamente con su entorno, equipo o célula de trabajo
  3. Ser proactivo. Personas en constante movimiento que enfocan sus fortalezas para el buen desempeño laboral. Suelen tomar la iniciativa y realizar acciones enfocadas en mejorar algún aspecto de la organización, en lugar de esperar a que otros lo hagan
  4. Ser líder. Principalmente para los perfiles de empleo que delegarán responsabilidades se requieren líderes que sepan conducir equipos bajo diferentes escenarios y contextos. Asimismo, personas que tengan habilidad para transmitir conocimientos y experiencia
  5. Ser estratega. Las empresas buscan una cuota de planeación en los candidatos, que les permita analizar diferentes escenarios y evaluar riesgos para minimizarlos. Esta característica es fundamental para alcanzar objetivos organizacionales.

“La recomendación siempre será tratar de ser lo más auténtico posible”, puntualiza Alejandra Martínez. Sin embargo, desarrollar estas cualidades puede mejorar las oportunidades de obtener más rápido un empleo.


Fuente: El economista

Categorías:Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s