Yucatan

La construcción de un marco normativo para combatir el cambio climático – Editorial-

Raul Monforte4

Columna: “Construyendo”

La construcción de un marco normativo para combatir el cambio climático

Por: Raúl Asís Monforte González

Ahí me encontraba yo, escuchando con atención cómo una persona extranjera a quien admiro y respeto, extendía públicamente una sentida, sincera y honrosa felicitación a mi país, por haber sido el segundo en el mundo, sólo después del Reino Unido, en contar con una Ley General de Cambio Climático, cosa qué hasta ese entonces, ignoraba.

Era el mes de marzo de 2018, el ex vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, se dirigía a un grupo de aspirantes a formar parte del cuerpo de líderes por el clima de “The Climate Reality Project”, reunidos en los salones de un hotel ubicado frente a la Alameda Central en la Ciudad de México. 

Una numerosa delegación procedíamos del estado de Yucatán, y junto con una gran cantidad de personas de todo México y de otros países, logramos graduarnos como líderes climáticos después de 3 días de intenso entrenamiento, conducido personalmente por el señor Al Gore.

Siendo el cambio climático una materia cuya regulación compete tanto a la federación como a las entidades federativas, debía entonces existir una ley estatal sobre la misma materia en cada estado de la República. 

Por eso, lo que hice apenas regresé a mi estado, fue comunicarme al Congreso para preguntar si existía dicha ley, y ante una respuesta en sentido negativo, me impuse el desafío de impulsarla.

Con la extraordinaria y desinteresada ayuda de algunos miembros y amigos de la Asociación Mexicana de Energía Renovable y Medio Ambiente A.C., y un grupo de abogados que nos asesoró “probono”, iniciamos los trabajos para redactar una iniciativa de Ley de Cambio Climático del Estado de Yucatán. 

Nos llevó más tiempo del que hubiéramos deseado, ya que el trabajo era completamente voluntario, pero finalmente tuvimos una iniciativa completa y muy robusta.

A punto estábamos de iniciar las gestiones para entregarla al Congreso, cuando el Poder Ejecutivo estatal nos convocó a participar en la elaboración de una iniciativa en la materia, sin saber que ya teníamos una. 

Decidimos entonces responder a ese llamado, dialogamos, nos alegró encontrar que teníamos la misma intención que ahora manifestaba nuestro gobierno estatal, y aportamos sin pensarlo el trabajo que ya habíamos desarrollado, para que sirviera de base y fuera enriquecido por las personas a quienes el gobernador de Yucatán había asignado esta responsabilidad. Se contó con la asesoría y acompañamiento de la organización “Política y Legislación Ambiental” (POLEA), y participamos junto con ellos y con otros actores de la sociedad yucateca en una serie de reuniones y recopilación de ideas que fueron incorporadas y enriquecieron mucho la propuesta final que se consiguió emitir, y fue presentada este martes 19 de octubre en el H. Congreso del Estado de Yucatán.

Es un gran honor haber sido parte de este proceso de construcción de un marco normativo estatal para combatir el cambio climático. Estamos convencidos que toda iniciativa regulatoria, debe contar, como lo fue en esta ocasión la Ley de Cambio Climático del Estado de Yucatán, con una positiva y generosa participación de amplios sectores de la comunidad. Con esto, la creación de leyes contribuye a fortalecer el régimen democrático de una nación. Las iniciativas para generar nuevos instrumentos de nuestro marco jurídico o reformar los existentes, no deben jamás ser imposiciones, sino flamantes edificaciones en las que todos pusieron algún ladrillo.

Muchos estados de la República ya cuentan con su propia ley en la materia, pero aún hay otros que no han podido generarla. Sueño con que, pronto las 32 entidades federativas logren tener esta valiosa herramienta creará la institucionalidad y define el estrecho camino que tenemos que seguir los mexicanos, para conducir nuestra responsabilidad global de emprender una carrera sin descanso hacia la neutralidad en emisiones de carbono a la atmósfera de aquí hasta el año 2050.

Y que permita lograr mantener por debajo de los 2 grados Celsius, e idealmente incluso por debajo de los 1.5 grados Celsius, el incremento de la temperatura promedio anual global, como acordamos todas las naciones del mundo en 2015, en París.

Raúl Asís Monforte González

© Copyright 2021. Raúl Asís Monforte González. Todos los derechos reservados.

Mérida, Yucatán: E-mail: presidente@amer.mx. Facebook: Raúl Asís Monforte González. Twitter: @raulmonforteg

Categorías:Yucatan

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s