Yucatan

Entre un 35 y 45% de los trabajadores yucatecos viven en pobreza laboral

entrega gel 5

José Cortazar Navarrete- Mérida, Yuc. 6 de dic – En tanto que, el sector patronal ha validado el aumento autorizado por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) a partir del 1 de enero de 2022 de un 22%. Un alto porcentaje de los trabajadores yucatecos no alcanzan la canasta básica y viven en pobreza laboral, según confirma el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), además de que, el índice inflacionario ha alcanzado niveles récord en los últimos siete meses, depreciando aun más las condiciones económicas de las familias yucatecas.

En opinión de Coparmex y Canacintra-Yucatán, el aumento salarial autorizado permitirá mejorar la condición de los trabajadores. En su caso Jorge Charruf Cáceres, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación detalló: “el incremento es positivo. El Banco de México está estimando la inflación acumulada para el cierre de este 2021 en 6.8, por arriba del objetivo anual del 3 por ciento”.

Agregó, “la inflación debilita el poder adquisitivo, por lo que el anuncio del 9 por ciento de incremento por afectación inflacionaria y el monto de recuperación, que lleva el incremento a un 22 por ciento, resulta a todas luces benéfico para la clase trabajadora”, puntualizó.

WhatsApp Image 2021-12-03 at 1.47.22 PM

En este mismo tenor, Fernando Ponce Díaz, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana-Mérida (Coparmex) destacó que, desde 2016 ha promovido la implementación de una nueva cultura salarial, por lo que, el nuevo salario mínimo para 2022 sea de 172.87 diario, es un avance importante y significativo.  

Sobre este tema, el Coneval establece que, gran parte del núcleo trabajador no mejora con las condiciones actuales y que el crecimiento inflacionario impacta directamente entre los obreros y trabajadores que ganan apenas dos salarios mínimos, estableciendo que, un aumento del 22 por ciento no atiende las necesidades para superar los niveles de pobreza.

Si bien, el número de personas con un trabajo formal aumenta en Yucatán, las condiciones establecidas para dar soporte completo al sustento familiar aun con el aumento no se logran, indica el organismo. Según el Inegi, en promedio una familia mexicana se integra de 4 personas -papá-mamá y dos hijos-, por ello se indica que, en promedio, los trabajadores están ganando más, pero el factor inflación está mermando el avance.

Sobre este cuestionamiento, Jorge Canché Escamilla, docente y ex director de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán señaló que, un factor importante en la economía yucateca es que, un alto porcentaje de los empleos formales se desarrollan en el sector comercial y de servicios, donde los salarios son bajos.

En Yucatán, cuatro de cada 10 personas están en esa situación. Además, repuso, el índice de la informalidad es muy alto, cerca del 59 por ciento. Esta condición se agravó durante la pandemia, cuando se presentó una baja importante del mercado laboral formal y muchas personas abrieron pequeños negocios, pero de manera informal, abundó.

Esto implica que, un gran porcentaje de la población subsiste con un recurso inferior al costo de la canasta alimentaria. El último reporte del Coneval sobre la pobreza laboral indica que, del segundo al tercer trimestre de 2021 hubo un aumento de 0.9 puntos porcentuales a nivel nacional en este indicador, al pasar de 39.9 a 40.7 por ciento.

En 2020, el primero de la pandemia de Covid-19, el porcentaje de la población en pobreza laboral llegó al 46 por ciento. Si bien, el número de personas que viven en pobreza laboral se ha reducido, las condiciones del avance de la inflación impactan en el gasto familiar y frena las condiciones de cientos de trabajadores, destacó.

Otro dato importante, abundó es que, el aumento en el ingreso laboral real ocurrió sólo en los municipios no indígenas. El de las personas ocupadas que pertenecen a algún pueblo originario disminuyó 6.1 por ciento. Mientras que una persona no indígena gana 6 mil 720 pesos en promedio, las personas indígenas reciben un salario mensual de 3 mil 95 pesos, un reflejo de esto es que, los municipios del estado no mejoran económicamente, de ahí la necesidad de migrar a las ciudades y centros urbanos, subrayó.

Según datos del propio Coneval, el ingreso mensual promedio del trabajador formal es: 9 mil 211 pesos, en tanto que, el trabajador informal gana 4 mil 405 pesos al mes. Otro indicador del organismo marca que, el 90 por ciento de los campesinos y ejidatarios no tiene prestaciones.

Otro factor importante que hay que tomar en cuenta, apuntó el entrevistado es que, desde hace dos años hay un desabasto importante de medicamentos en los hospitales públicos, que se agudizó con la pandemia Esto es de notar, porque muchos de los costos de médicos y medicamentos se cubren con el salario del trabajador, cuando que, la institución asignada al aseguramiento del trabajador debe de cubrir para el asegurado y su familia.

En su caso, el trabajador informal no tiene derecho a médico y medicinas y debe de pagar ambas condiciones con el magro salario que alcanza en sus tareas laborales informales, comentó.

Categorías:Yucatan

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s