ciencia y tecnologia

5 competencias digitales profesionales que son prioridad para las empresas en 2022

El cambio en los hábitos de consumo, el teletrabajo y el uso más intensivo de aplicaciones móviles son algunos factores que están elevando la importancia de algunas competencias digitales profesionales entre las empresas que operan en México.

Esta es una realidad de la que está consciente una buena parte de la fuerza laboral. De acuerdo con el Índice Global de Habilidades Digitales 2022 de Salesforce, más de la mitad de los trabajadores de grandes compañías está buscando desarrollar nuevas competencias para crecer en su actividad profesional actual.

“Hay ambición por las personas por aprender y por desarrollarse. Están buscando mejorar en su carrera profesional, es un porcentaje muy alto y eso quiere decir que las personas están interesadas en aprender, en crecer y en desarrollarse”, expuso Paulina Treviño, directora senior de Ingeniería en Soluciones de Salesforce durante la presentación del informe.

El índice que evalúa en 19 países, incluyendo México, el nivel de habilidades de la fuerza laboral, el acceso a recursos de aprendizaje, la preparación para el futuro del trabajo y la capacitación, identificó que en nuestro país las cinco competencias digitales profesionales que más valoran las empresas son las vinculadas con:

  1. Comercio electrónico
  2. Tecnologías de colaboración
  3. Marketing digital
  4. Administración digital
  5. Tecnologías de administración de proyectos

Paulina Treviño explicó que la relevancia que tienen estas habilidades en el mercado actual se debe a la acelerada transformación digital que tienen los negocios, lo que ha provocado una mayor apuesta por el trabajo remoto o el comercio digital.

Sin embargo, los mexicanos sólo poseen un dominio avanzado en tecnologías de colaboración y administración digital. En el resto de las competencias digitales profesionales más importantes para las empresas el dominio es catalogado como “principiante” y las habilidades de inteligencia artificial y economía verde presentan el mayor rezago.

A pesar de la importancia que el mercado le da a estas competencias, el reporte destaca que la mayoría de estas habilidades “no se encuentran en el plan de estudios escolar típico”, lo que eleva la necesidad de que las empresas se enfoquen menos en los programas educativos y se centren más en las competencias que se desarrollan en el mundo real.

En términos generales, la calificación de México en el Índice de Salesforce es de 47 puntos de 100. Y aunque su evaluación está por arriba del promedio global (33 puntos), existen campos de mejora que también se visualizan en el resto de las economías participantes. Por ejemplo, las habilidades digitales cotidianas, como la navegación web o el uso de redes sociales tienen un nivel de dominio superior en comparación con las competencias digitales para el trabajo.

De hecho, cuando se trata de aplicar las competencias digitales cotidianas en el entorno profesional, las personas se sienten menos preparadas para hacerlo.

“Alrededor del 31% de la generación Z se siente preparada para un trabajo digital. Ésta es la primera generación nativa digital y es natural el uso de aplicaciones y herramientas digitales. Sin embargo, no muchos encuestados de esta generación cree tener habilidades digitales avanzadas. Para nosotros es un dato fuerte, porque tienen habilidades, se sienten cómodos usando redes sociales, pero cuando hablamos de programación, codificación, ciberseguridad o Inteligencia Artificial, realmente no se sienten cómodos”, señaló Paulina Treviño. 

¿Contratar o desarrollar habilidades?

A nivel general, el reporte indica que el mundo atraviesa por una crisis de habilidades digitales. Aunque las personas están conscientes del desarrollo de estas competencias, la mayoría de la fuerza laboral carece de esta formación.

De acuerdo con el estudio Tendencias Globales de Talento de Mercer, el 39% de los ejecutivos de Recursos Humanos en Latinoamérica reconoce que la preocupación por la fuga de talento capacitado es el obstáculo principal que enfrentan las organizaciones para desarrollar competencias a gran escala.

Desde la perspectiva de Luis Fernando Londoño, consultor senior de Mercer Latinoamérica, la apuesta por el desarrollo de habilidades es un “cambio fundamental para ser ágil en el nuevo entorno de trabajo. Se habla mucho de habilidades, pero por qué no hacemos lo suficiente para crear esas organizaciones basadas en habilidades”.

Como respuesta a la brecha de habilidades, hace dos años era más frecuente que las empresas “compraran competencias” a través de la contratación de nuevos perfiles. Sin embargo, el especialista consideró que esta estrategia perderá fuerza a medida que el poco talento disponible se encuentre empleado e incrementen los costos para adquirirlo, por lo que el reto sera reentrenar a la fuerza laboral con la que ya cuentan las organizaciones.


Fuente: El economista

Categorías:ciencia y tecnologia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s