Nacional

Sin efectividad, estrategia contra cárteles de AMLO

El informe del Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos indica que los cárteles de la droga han fortalecido su arraigo en el territorio nacional.

A más de tres años de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a hacer de México una sociedad más justa y pacífica con su estrategia de “abrazos, no balazos”, su administración ha evitado operativos a gran escala contra los cárteles y la cooperación entre EU y México en la materia ha disminuido en niveles no vistos desde hace 15 años, lo que apuntan a una amenaza continua de los grupos criminales para ambos países, sostiene un reciente informe del Congreso de Estados Unidos.

El documento titulado “México: Crimen Organizado y  narcotráfico”, elaborado por el Servicio de Investigación, advierte que la administración del presidente López Obrador, quien al llegar al poder expresó que no emprendería una guerra contra el narcotráfico, sino que atendería las condiciones sociales que permiten a los grupos criminales prosperar, una estrategia que resumió como “abrazos, no balazos”, no ha debilitado efectivamente a los grupos criminales.

El informe señala que después de tres años en el cargo, López Obrador ha evitado acciones policiales a gran escala contra los cárteles, mientras que continuó con la estrategia de seguridad militarizada de las dos administraciones anteriores, ello al autorizar a las Fuerzas Armadas mexicanas a realizar tareas de seguridad durante el resto de su mandato.

Las continuas revelaciones de actos de corrupción de los más altos niveles, incluidos funcionarios públicos, políticos de Morena y miembros de las fuerzas policiales, con los grupos criminales, y su aparente control del territorio mexicano, demuestran que los cárteles están más arraigados que nunca, indica el análisis.

Compromisos

El informe añade que algunos analistas cuestionan el compromiso del presidente López Obrador para combatir la corrupción de manera que pueda ayudar a frenar la persistente violencia relacionada con el crimen organizado en México. Aunado a que algunos analistas sostienen que el progreso para implementar el sistema anticorrupción no se ha materializado bajo la administración de López Obrador.

Además, se advierte que, en 2022, la cooperación entre Estados Unidos y México es la más débil de los últimos 15 años.

El estudio agrega que el presidente López Obrador asumió el cargo en 2018 con amplias promesas de luchar contra la corrupción, reducir la violencia y promover programas socioeconómicos, pero debido a la crisis de la pandemia del Covid-19, muchos observadores cuestionaron si los objetivos sociales de López de López Obrador son alcanzables.

Ello al señalar que hace tiempo, el mandatario mexicano anunció que se alejaría de la Iniciativa Mérida y se uniría a la administración de Joe Biden en un nuevo enfoque de seguridad, a través de la estrategia Bicentenario, la cual sigue desarrollándose en 2022.

Mientras que las crecientes células delictivas provenientes de los cárteles, la continua y elevada demanda mundial de estupefacientes y la escasa cooperación entre las fuerzas de seguridad mexicanas y estadounidenses apuntan a una amenaza continua tanto para Estados Unidos como para México.

También se dijo que la amplia cobertura de los cárteles y su control de grandes territorios en México es calificado como “alarmante” por el Departamento de Estado de EU.

Fuente: EL ECONOMISTA.

Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s