Llueven PFAS. Las sustancias químicas que pueden provocar cáncer caen en forma de lluvia por todo el planeta, concluye un nuevo estudio.

lluvia-contaminantes

La contaminación viene también de arriba. Se han encontrado niveles peligrosos de PFAS artificial en la lluvia en todo el mundo que están relacionados con el cáncer, problemas de comportamiento y aprendizaje en los niños, aumento del colesterol, problemas de inmunidad e infertilidad y complicaciones del embarazo, entre otros problemas graves de salud.

Las sustancias de perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS), que se cree que llegan al medio ambiente a través de las emisiones industriales, aguas residuales o transferencia de envases, tienen muchos usos, incluso en espumas contra incendios, revestimientos antiadherentes en sartenes y textiles.


Llueven del cielo

Estas PFAS son sustancias químicas peligrosas altamente persistentes creadas por el hombre, que actualmente se encuentran dispersas en la atmósfera a nivel mundial y se pueden encontrar en el agua de lluvia y la nieve incluso en los lugares más remotos de nuestro planeta. Muchas pueden tardar más de 1 000 años en degradarse.

La agencia de protección ambiental de EE. UU. (EPA) ahora recomienda una concentración segura de PFOA de 0,004 nanogramos por litro (ng/L); los Estándares de calidad ambiental de la UE dicen que el PFOS debe ser de 0,65 ng/L, mientras que la EPA de los EE. UU. sugiere 0,020 ng/L para el PFOS; y la pauta danesa de agua potable para cuatro PFAA (PFOA + PFNA + PFHxS + PFOS) es de 2 ng/L.

“Ha habido una disminución asombrosa en los valores de referencia para PFAS en el agua potable en los últimos 20 años. Por ejemplo, el valor de referencia del agua potable para una sustancia bien conocida de la clase PFAS, a saber, el ácido perfluorooctanoico (PFOA), que causa cáncer, ha disminuido 37,5 millones de veces en los EE. UU.”, comentó Ian Cousins, profesor de Ciencias Ambientales en Estocolmo y autor principal del estudio que publica la revista Environmental Science & Technology.

Alerta

Sin embargo, el estudio dirigido por la Universidad de Estocolmo y ETH Zurich, expone que los niveles actuales de PFAS en los medios ambientales ahora están por encima de los niveles de referencia, definiendo un nuevo límite planetario para entidades novedosas que se ha excedido.

“Según las últimas pautas de EE. UU. para PFAS en el agua potable, el agua de lluvia en todas partes se consideraría insegura para beber. Aunque en el mundo industrial no solemos beber agua de lluvia, muchas personas en todo el mundo esperan que sea segura para beber y suministra muchas de nuestras fuentes de agua potable”, continúa Cousins.


Estos hallazgos han llevado a los científicos a concluir que se ha cruzado un ‘límite planetario‘: no ​​hay lugar en la Tierra donde uno pueda evitar las sustancias. Por lo tanto, los investigadores sugieren que el uso y las emisiones de PFAS se ‘reduzcan rápidamente’, ya que los productos químicos tienen poca reversibilidad.

Al realizar trabajos de laboratorio y de campo sobre la presencia atmosférica y el transporte de PFAS durante la última década, el profesor Cousins ​​y sus colegas descubrieron que los niveles atmosféricos de algunos de estos productos químicos no están disminuyendo notablemente, a pesar de que varios fabricantes importantes los eliminan gradualmente. Además de ser muy persistentes, su presencia continua en la atmósfera también se debe a procesos naturales que los reciclan continuamente de regreso a la atmósfera desde el entorno de la superficie, como el transporte del agua de mar al aire marino por medio de aerosoles marinos.

“Así que ahora, debido a la propagación global de PFAS, los medios ambientales en todas partes superarán las pautas de calidad ambiental diseñadas para proteger la salud humana y podemos hacer muy poco para reducir la contaminación de PFAS. En otras palabras, tiene sentido definir un límite planetario específicamente para PFAS y, como concluimos en el documento, este límite ahora se ha superado”, concluyen los autores.

Fuente: Muy Interesante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: