Yucatan

Se cumplen 60 días del cierre de Dzibilchaltún y no hay aún posible solución

F014B072-4D6A-4C3E-A147-0C1E7CF7CE2E

José Cortazar Navarrete- Mérida, Yuc. 3 de sept– La zona arqueológica de Dzibilchaltún cumple 60 días cerrada por un lío ejidal y dinero, sin que las autoridades federales tengan resultados positivos o acuerdos entre los grupos inconformes para resolver sus diferencias y negocios en la explotación de los espacios aledaños a los vestigios arqueológicos en el municipio de Mérida.

La zona arqueológica fue cerrada debido a las diferencias entre grupos ejidales del municipio de Mérida por apoderarse de los recursos que ingresan a la zona arqueológica de Dzibilchaltún. Ello, obligó al cierre de este sitio turístico patrimonio de la nación y del estado de Yucatán desde el pasado 2 de julio.

A la fecha, ni las autoridades federales del INAH, ni la delegación del Registro Agrario Nacional han logrado acuerdos entre los grupos en pugna.

El problema establece el reclamo de los grupos de ejidatarios ya que, la zona arqueológica se encuentra asentada entre dos demarcaciones agrarias -ejido de Chablekal y el de Dzibilchaltún-.

Por décadas, el último grupo, ha sido beneficiario de los recursos del cobro de estacionamiento de vehículos en el perímetro del parador, tras un acuerdo establecido entre el INAH-el Gobierno del Estado y el municipio con los ejidatarios. Ahora, el segundo grupo demanda abrir un segundo espacio de estacionamiento para hacerse de recursos para los ejidatarios.

239976444_382425659904224_1427756799572266574_n

Esta disputa ha obligado al cierre de la zona arqueológica ya que, se han presentado enfrentamientos y reclamos entre ambas poblaciones vecinas por los dividendos que aporta el estacionamiento. que recibe al día, un estimado de 100 vehículos que pagan entre 15 y 25 pesos por estadía.

Según informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) mediador en este conflicto, desde el pasado 15 de julio se establecieron una serie de reuniones entre los grupos ejidales y la intervención de la Secretaría federal de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la solicitud de expropiación de un polígono de 53 hectáreas, que el ejido de Chablekal solicitó al INAH, respecto la zona arqueológica de Dzibilchaltún.

El INAH informó que, el oficio dirigido al secretario de la Sedatu, anexó el dictamen de utilidad pública emitido por el arqueólogo Ángel Góngora Salas del INAH Yucatán, sin que se conozcan los resultados de estas gestiones. Se dio a conocer que, el INAH continúa realizando las gestiones necesarias para atender las diversas solicitudes del núcleo agrario que demanda el espacio para un nuevo estacionamiento.

La autoridad federal detalló que, la zona de Monumentos Arqueológicos de Dzibilchaltún tiene una extensión aproximada de 5 millones 701 mil 707.87 metros cuadrados y destacó que forma parte de un Parque Nacional, en donde convergen tierras de uso común ejidal, con el patrimonio arqueológico y natural.

Desde el pasado 2 de julio, los ejidatarios de Chablekal realizaron una protesta a las puertas de este recinto histórico-cultural y con alta presencia turística para exigir la corresponsabilidad de espacio y captación de recursos para los asociados ejidales, como sucede con los actuales concesionarios de dicho espacio, situación que ha polarizado la exigencia de los grupos, sin que se logre un acuerdo.

La importancia de este punto de interés turístico-cultural es la derrama económica que deja la llegada de turistas de cruceros que arriban al Puerto de Progreso. Además de los numerosos visitantes locales y nacionales que acuden desde la ciudad de Mérida.

Según datos del Patronato de las Unidades Culturales y Turísticas del estado de Yucatán, la zona arqueológica recibe anualmente unos 60 mil visitantes.

Por la condición de la emergencia sanitaria, la zona arqueológica estuvo cerrada casi 9 meses. Dzibilchaltún ofrece unas 120 construcciones mayas, un museo de sitio, un cenote, vestigios arqueológicos y coloniales de más de mil 200 años de antigüedad, que permanecen cerrados debido a la confrontación entre grupos de ejidatarios que exigen espacios para su control y beneficio.

Categorías:Yucatan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s