Las autoridades chinas impusieron este viernes un confinamiento en Xi’an, al norte del país, ciudad de 13 millones de habitantes, a raíz de un alza de los casos de Covid-19 a más de un mes de los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín.

Los habitantes de Xi’an deben “permanecer en sus casas salvo razón imperativa”, indicaron las autoridades en un comunicado en el que precisan que solo una persona por hogar está autorizada a salir a hacer las comprar “cada dos días”.

La ciudad, conocida por su ejército de terracota enterrado, ya había restringido fuertemente los desplazamientos para contener un foco de Covid-19.

Xi’an reportó el miércoles 52 contagios de coronavirus, elevando el total de casos a 143 desde el 9 de diciembre.

China se mantiene en alerta por los brotes locales de Covid-19 en varias ciudades al acercarse los Juegos de Invierno Pekín-2022, en febrero.

Xi’an comenzó el martes a realizar pruebas a todos sus habitantes. Unas 90 zonas residenciales fueron confinadas, aunque no se precisó cuántas personas están afectadas por la medida.

Desde el miércoles por la mañana, los habitantes de Xi’an no pueden salir de la ciudad por tren sin una carta oficial que indique que el viaje es esencial, informó la red estatal CCTV

Las terminales de autobuses de larga distancia fueron cerradas y las autoridades establecieron puestos de control de enfermedades en las carreteras alrededor de Xi’an, según el gobierno.

Más de 85% de los vuelos hacia y desde el principal aeropuerto de la ciudad fueron suspendidos, indicó el controlador de vuelos VariFlight.

Dentro de la ciudad se redujo la capacidad máxima de los buses y trenes y se cerraron las escuelas.

China, donde surgió originalmente el coronavirus, prácticamente eliminó los nuevos contagios desde mediados del año pasado con una estrategia de cero Covid-19, que incluye fuertes restricciones fronterizas, cierres focalizados y cuarentenas.

La ciudad sureña de Dongxing ordenó el martes a sus 200,000 pobladores permanecer en casa tras detectarse un solo contagio.


Fuente: El economista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: