Yucatan

Murió Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz

Con su tradicional sotana púrpura y su incontenible sentido del humor, Tutu fue la inspiración de una Sudáfrica que parecía condenada a la guerra civil

desmon tutu

El arzobispo emérito sudafricano Desmond Tutu, ícono mundial de la lucha por los derechos humanos y Premio Nobel de la Paz de 1984 por su activismo contra el apartheid, falleció este domingo a los 90 años en Ciudad del Cabo. Con su tradicional sotana púrpura y su incontenible sentido del humor, Tutu fue la inspiración de una nación que parecía condenada a la guerra civil. Pero su lucha por la paz y la justicia cruzó las fronteras sudafricanas: en 2012, por ejemplo, fue uno de los cinco ganadores del Nobel que presionaron a Reino Unido para que negocie con la Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

«El fallecimiento del arzobispo emérito Desmond Tutu es otro capítulo de duelo para nuestra nación que despide a una generación de sudafricanos excepcionales que nos legaron un país liberado», afirmó este domingo el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa al anunciar la muerte del religioso. Su funeral tendrá lugar el primero de enero en la Catedral de San Jorge de Ciudad del Cabo, su antigua parroquia, y cerrará una semana de eventos y actos de duelo.

La voz de los que no tienen voz

Desmond Tutu, conocido como «la voz de los que no tienen voz», nació en 1931 en Klerksdorp, una pequeña localidad al sudoeste de Johannesburgo. Hijo de una trabajadora doméstica, Aletta Tutu, y de un maestro, Zachariah Tutu, en 1953 se recibió de maestro y en 1958 ingresó al St. Peter’s Theological College de Rosettenville para formarse como sacerdote.

En 1967 se convirtió en capellán en la Universidad de Fort Hare. Después vivió en el pequeño reino africano de Lesotho y en Gran Bretaña, antes de regresar a su país en 1975, donde luchó activamente contra la segregación racial. Ese mismo año fue designado decano de la catedral anglicana de Johannesburgo, cargo al que por primera vez accedía un hombre negro, y fijó su residencia en el distrito de guetos de Soweto, donde fue testigo de una de las etapas más convulsas del apartheid, con las protestas estudiantiles de 1976 en las que murieron más de 600 personas como mayor exponente.

En 1977 Tutu fue nombrado obispo de Lesoto y, solo un año después, fue designado secretario general del Consejo de Iglesias Sudafricano. En esa época empezó a manifestar abiertamente su apoyo al movimiento de la Conciencia Negra e intensificó su activismo antiapartheid hasta convertirse en una figura de resonancia internacional, llegando a reunirse con los principales líderes políticos y religiosos.

«Una sociedad sin divisiones raciales»

En sus discursos, Tutu proponía construir «una sociedad democrática y justa, sin divisiones raciales», con igualdad de derechos civiles para todos. «Si eres neutral en situaciones de injusticia, es que has elegido el lado del opresor», solía decir. En 1994, ya como arzobispo de Ciudad del Cabo fue encargado de presentar al primer presidente negro de una Sudáfrica sin el régimen del apartheid: Nelson Mandela.

Durante el gobierno de Mandela, Tutu fue designado presidente de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, organismo creado por la Ley para la Promoción de la Unidad Nacional y la Reconciliación de 1995, que tenía el objetivo de llevar justicia a quienes fueron víctimas de las políticas segregacionistas. El apartheid había sido impuesto en Sudáfrica en 1944 y fue el presidente Frederik de Klerk, fallecido el mes pasado y Premio Nobel junto a Nelson Mandela, quien en 1991 puso fin a ese sistema después de reunirse con representantes de las comunidades étnicas del país.

La voz de los que no tienen voz

Desmond Tutu, conocido como «la voz de los que no tienen voz», nació en 1931 en Klerksdorp, una pequeña localidad al sudoeste de Johannesburgo. Hijo de una trabajadora doméstica, Aletta Tutu, y de un maestro, Zachariah Tutu, en 1953 se recibió de maestro y en 1958 ingresó al St. Peter’s Theological College de Rosettenville para formarse como sacerdote.

En 1967 se convirtió en capellán en la Universidad de Fort Hare. Después vivió en el pequeño reino africano de Lesotho y en Gran Bretaña, antes de regresar a su país en 1975, donde luchó activamente contra la segregación racial. Ese mismo año fue designado decano de la catedral anglicana de Johannesburgo, cargo al que por primera vez accedía un hombre negro, y fijó su residencia en el distrito de guetos de Soweto, donde fue testigo de una de las etapas más convulsas del apartheid, con las protestas estudiantiles de 1976 en las que murieron más de 600 personas como mayor exponente.

En 1977 Tutu fue nombrado obispo de Lesoto y, solo un año después, fue designado secretario general del Consejo de Iglesias Sudafricano. En esa época empezó a manifestar abiertamente su apoyo al movimiento de la Conciencia Negra e intensificó su activismo antiapartheid hasta convertirse en una figura de resonancia internacional, llegando a reunirse con los principales líderes políticos y religiosos.

«Una sociedad sin divisiones raciales»

En sus discursos, Tutu proponía construir «una sociedad democrática y justa, sin divisiones raciales», con igualdad de derechos civiles para todos. «Si eres neutral en situaciones de injusticia, es que has elegido el lado del opresor», solía decir. En 1994, ya como arzobispo de Ciudad del Cabo fue encargado de presentar al primer presidente negro de una Sudáfrica sin el régimen del apartheid: Nelson Mandela.

Durante el gobierno de Mandela, Tutu fue designado presidente de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, organismo creado por la Ley para la Promoción de la Unidad Nacional y la Reconciliación de 1995, que tenía el objetivo de llevar justicia a quienes fueron víctimas de las políticas segregacionistas. El apartheid había sido impuesto en Sudáfrica en 1944 y fue el presidente Frederik de Klerk, fallecido el mes pasado y Premio Nobel junto a Nelson Mandela, quien en 1991 puso fin a ese sistema después de reunirse con representantes de las comunidades étnicas del país. (Con información de Pagina 12)

Categorías:Yucatan

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s