El Gobernador Mauricio Vila Dosal encabezó la presentación del programa Microyuc Verde, que otorgará financiamientos a empresas locales, para transitar hacia nuevas prácticas medioambientales

Mérida, Yuc, 10 de feb.- Empresas yucatecas de todos los sectores podrán obtener créditos de hasta 500,000 pesos, para financiar la adopción de buenas prácticas medioambientales, como la transición hacia sistemas fotovoltaicos de energía y la adquisición de materias primas más amigables con el entorno, a través del programa Microyuc Verde, único en su tipo a nivel nacional y cuya presentación encabezó el Gobernador Mauricio Vila Dosal.

El esquema, desarrollado con apoyo del Consulado de los Estados Unidos en Mérida, el Laboratorio de Energía Renovable de ese país y profesionistas egresadas de la Universidad de Stanford en California, permitirá a empresarios invertir en el recambio de activos fijos o equipos, que sean más eficientes en su consumo energético, ya sea en los sistemas de refrigeración que muchos usan en sus oficinas, o equipos especializados de producción o manufactura.

Al destacar que la estrategia representa una oportunidad para que las compañías superen las barreras del acceso a financiamiento y adopten medidas de ahorro o eficiencia energética, la cónsul de la Unión Americana en Mérida, Dorothy Ngutter, agradeció al Gobierno del Estado por la apertura, el interés y el seguimiento, para generar sinergias con instituciones de su nación, que favorezcan la cooperación en materia económica y conservación del medio ambiente.

“Como parte de este esfuerzo, en el Consulado de Mérida, hemos conectado y facilitado la conexión entre el Laboratorio de Energía Renovable de Estados Unidos, la Universidad de Stanford en California y el IYEM, colaborando en conjunto para apoyar iniciativas de energía limpia, que beneficien a las Pymes del estado, al ofrecer soluciones energéticas limpias, confiables y accesibles”, aseveró ante el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) local, Eduardo Francisco Alvarado Mujica.

Al dirigir un mensaje, el Gobernador Mauricio Vila Dosal aseguró que, en la entidad, no quitaremos el dedo del renglón y vamos a seguir trabajando, no solamente con la sociedad civil, sino también con otros gobiernos, como un aliado fundamental para la lucha contra el cambio climático.

En ese sentido, aseveró que es necesario hacer una gran alianza en la materia, donde no solo participen autoridades estatales, sino toda la sociedad en conjunto, desde nuestra casa y oficina, “y por supuesto que, aquí, en Yucatán, vamos a seguir apoyando el tema de las energías renovables”.

“Es así como hemos estado actualizando leyes, tenemos la primera Ley de Cambio Climático en todo el país; hemos estado trabajando mucho en el tema de los residuos sólidos, ya tenemos 106 programas especiales para todos los municipios; este mismo año, vamos a empezar con un plan para manejar los residuos sólidos de toda la zona metropolitana de Mérida, y estamos hablando de 8, 9 municipios, que queremos integrar al sistema de recolecta de basura”, subrayó el Gobernador.

De igual manera, recordó que, ante esta problemática, el año pasado, se firmó un convenio con Banverde, para crear una bolsa de 15 millones de dólares, con la cual se implementó un programa para instalar paneles solares y sistemas de energía renovable, que, a la fecha, cuenta con 103 solicitudes.

“Imagínense lo que representa para una tienda de la esquina, de las cuales hay miles en el estado, que en lugar de una nevera de refrescos y otras más, que ahí se está yendo el 40 o 50% de su costo, pueda tener paneles solares, en un tema de eficiencia energética, donde le estemos bajando el 40% de gasto corriente, además, por supuesto, del beneficio ambiental que se tiene; por eso, creamos este programa, que vamos a estar impulsando, no solamente en Mérida, sino en todos los rincones del estado”, abundó.

Ante presidentes de cámaras empresariales, académicos y sociedad civil, Vila Dosal recordó que las empresas interesadas pueden acceder, en la página del Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM), al apartado de Microyuc Verde, para completar los requisitos y, en un tiempo de 15 naturales, tener la respuesta a su solicitud.

Por su parte, el titular de esta dependencia, Antonio González Blanco, explicó que, con este nuevo esquema, se otorgará, a compañías yucatecas de todos los sectores, hasta 500,000 pesos de crédito, que significa un crecimiento de 5 veces el tope máximo anterior de MicroYuc Emprendedores, a un plazo máximo de 24 meses y un período de gracia de 90 días para realizar el primer pago.

“Tendrá una tasa especial del 5% de interés anual fijo, la cual está, no solamente por debajo de la tasa de referencia, sino también debajo de la inflación, lo cual refleja un costo de financiamiento casi nulo en términos reales y que hace que este programa, en factores como el monto, la facilidad y el costo del financiamiento, sea único en su tipo a nivel nacional”, remarcó el funcionario.

Además, con esta estrategia, en la que participan representantes de los sectores académico, científico, empresarial, gubernamental y social de Yucatán, se podrá solventar el pago de certificaciones, normas oficiales o ISO relacionadas con la sostenibilidad, como la 20400, de compras sostenibles, o la 14001, sobre sistemas de gestión ambiental efectivos.

González Blanco enfatizó que se busca lograr objetivos, que se medirá junto con las firmas que usen el financiamiento, como reducción de tarifas eléctricas, reclasificación de las de alto consumo, disminución de costos de producción y operación de negocios, aumento en la reutilización de residuos en empresas, menor consumo de agua en los procesos e incremento del porcentaje de utilidad tanto bruta como neta, según el destino de crédito que haya aplicado cada compañía.

Cabe aclarar que las personas físicas o morales que deseen acceder a estos beneficios deberán estar formalmente constituidas y tener sus actividades económicas productivas en el territorio, operaciones ininterrumpidas por más de un año ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y una garantía prendaria, personal o hipotecaria, que respalde el crédito.

Además, se requiere que cuenten con un plan de trabajo de enfoque sostenible, que al menos contenga identificación clara de la problemática u oportunidad de negocio, en relación con la adopción de mejores prácticas de este tipo, así como claridad y congruencia del destino del recurso, con la situación señalada en el punto anterior.

De igual modo, se les pide una descripción del impacto del crédito en la resolución del problema o aprovechamiento de la oportunidad identificada, en el corto, mediano y largo plazos, expresada en términos cuantitativos y de retorno sobre la inversión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: