Nacional

Lanzan campaña nacional de concientización ciudadana por el Tren Maya

Este martes fue lanzada la campaña nacional de concientización ciudadana No al Tramo 5, sí a los ríos y cenotes, que pide al gobierno de México parar los trabajos en ese tramo hasta que se realicen los estudios correspondientes que permitan salvaguardar selva, ríos subterráneos, cuevas y cenotes de la Riviera Maya y que cuenta con la participación de medio centenar de figuras públicas, entre actores, cantantes y ambientalistas.

“No hay prisa en construirlo y sí urge hacerlo bien, no necesitamos el tren, necesitamos la selva y los ríos. #SalvemosLaSelva #SalvemosElAgua”, fue la petición generalizada de los participantes en esta conferencia, quienes resaltaron la importancia de conservar el ecosistema de la zona y por ende a todas las especies que este alberga. Instaron a las autoridades a recorrer las cuevas, conocerlas y escuchar a los expertos en desarrollo sostenible. A la par se habilitó el hashtag #SelvameDelTren para las publicaciones digitales al respecto.

En la conferencia de prensa híbrida realizada en la Ciudad de México, el biólogo Roberto Rojo explicó las particularidades del terreno de la zona norte de Quintana Roo, donde se encuentran los ríos subterráneos más grandes del mundo. 

Se hizo un recuento de los diversos cambios de ruta: el primero, cuando se anunció que pasaría por terrenos ya impactados (las torres de alta tensión de la CFE), luego por la carretera federal, igualmente un tramo ya impactado aunque con algunos derrumbes, “pero hace un mes de pronto cambiaron la ruta y por una razón que nadie comprende decidieron que fuera por detrás, donde atraviesa todos los sistemas de agua subterráneos”. 

Otto Von Bertrab, integrante de Centinelas del Agua, reiteró que en la franja entre Playa del Carmen y Tulum se encuentra estos sistemas que son hogar de especies protegidas y corrientes que al llegar al mar provocan la arena blanca, los colores turquesa del mar y permiten que el arrecife mesoamericano sea un atractivo lleno de vida.

“Sería una verdadera lástima perder uno de los mayores pulmones no sólo del país sino del planeta, es un corredor biológico por donde viajan especies como el jaguar, es la franja verde más grande que existe en México, territorios sanos. Además, es la única fuente de agua dulce que tenemos en la península humanos, animales y árboles”, señaló Von Bertrab.

Adelantó que hubo un nuevo movimiento en el trazo del ferrocarril luego de que el domingo pasado el ejido Jacinto Pat no aceptara que el tren pasara por sus tierras, por lo que decidieron enviarlo atrás del núcleo agrario, lo cual sigue siendo riesgoso, pues allí están sistemas como el Hoyo Negro y El Pit.

Raúl Padilla, de la asociación Jaguar Wildlife Center, hizo énfasis en la fragmentación del hábitat que se generaría, más si se colocan barreras a los lados del tramo, como se ha mencionado, lo que se convertiría en una trampa mortal para las especies que requieren cruzar de la selva al mar para lograr alimento.

El antropólogo Octavio del Río mencionó también el daño al patrimonio cultural, pues estos espacios antes eran cuevas secas donde habitaban los antiguos mayas y al quedar inundadas por el incremento del nivel del mar, “todo ese patrimonio está bajo el agua. Allí se ha encontrado el esqueleto más antiguo del continente, de 13 mil años de antigüedad”.

También se habló del impacto al atractivo turístico, pues “las playas hermosas están allí por los cenotes y las selvas, deben estar sanos para que siga el atractivo turístico y esa belleza de playas”.

Estuvieron presentes representantes de las comunidades mayas. Ana Poot manifestó: “estamos aquí porque queremos que se pare el Tramo 5 para que no llegue a nuestras selvas, en esa selva están las abejas, los insectos. Yo soy la selva, mis abuelos están en la selva, llamamos a ellos a convivir con nosotros y cuidar nuestras milpas, mis abuelos ya no van a llegar si no existe la selva. Los indígenas no queremos ese desarrollo que nos vienen a imponer”.

Mientras que Adriana Uex indicó además que la información no llega en lengua maya a las comunidades, y pidió incluir a las mujeres: “no queremos que hablen por nosotras, queremos ser escuchadas, queremos que se garantice nuestro derecho a la tierra, la vida y el territorio”.

Adolescentes, integrantes del colectivo Jóvenes por Solidaridad, aseguraron que la juventud debe ser escuchada “porque no sólo estamos pasivamente en la sociedad, nada nos es indiferente. Pedimos que nos incluyan en todos los proyectos que nos afecten, que nos incluyan” y demandaron se respete su derecho a un medio ambiente sano.


Fuente: La jornada maya

Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s