Yucatan

Olga Sánchez Cordero, la funcionaria con más patrimonio en gabinete de AMLO

En 2020, el año de la pandemia, “la dama de los tres poderes” logró percibir más de 4 mills. de pesos por servicios profesionales externos a su encargo como secretaria de Gobernación

90

El 6 de febrero de 2019, con dos meses como secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero se presentó en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador. “No tengo nada que esconder…”, exclamó.

Ese día, el periódico Reforma amaneció con una nota que le señalaba una omisión en su declaración patrimonial. La ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) había omitido presentar de manera pública en el documento ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) un penthouse en Houston, Texas, que tenía un valor de unos 11.1 millones de pesos.

La primera mujer nombrada en el despacho a cargo de la política interior de México se dijo extrañada de que la SFP no hubiera hecho públicos todos sus bienes y poco después, en su cuenta de Twitter, publicó su declaración con el detalle de sus bienes en propiedades inmobiliarias y cuentas bancarias.

Al salir de Palacio Nacional, la entonces secretaria aclaró que ese departamento lo compró de manera mancomunada con su esposo, el notario público 15 en la Ciudad de México, Eduardo García Villegas. “Tenemos 100 años trabajando: 50 yo, y 50 él. Tenemos 50 años de casados y todo el tiempo hemos trabajado”, expresó en su automóvil, mientras los micrófonos y las grabadoras de los reporteros le cubrían el rostro.

Cuando en 2018, Alfonso Navarrete Prida le entregó el despacho de Bucareli, destacó en su discurso que ella y Benito Juárez eran los únicos políticos mexicanos que habían ocupado cargos en el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Desde entonces, Olga Sánchez Cordero llevó el distintivo de “la dama de los tres poderes”.

Aquella mañana de febrero de 2019, Olga María del Carmen Sánchez Cordero Dávila se distinguió en el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador por otra característica: ser la de mayor patrimonio.

Así fue la dama de los tres poderes

Al irse de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero deja como registro en el portal de la SFP una fortuna que entre 2017 y 2020, tuvo como ingreso 24 millones 379,505pesos, a un ritmo de 6 millones 94,876 pesos por año.

En esta percepción no solo contó su cargo público, en el que ganó hasta 2020 la cantidad de 3 millones 595,108 pesos; también tuvo una pensión como ministra retirada de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que fue de 8 millones 253,717 pesos, y una percepción por asesorías que fue de 4 millones 805,841 pesos.

A ello se sumaron los ingresos que declaró en 2017, cuando aún no era secretaria, que fueron por 348,661 pesos.

En el universo de declaraciones patrimoniales entregadas a la SFP, la legista resaltó como la funcionaria de mayores percepciones, según una revisión de Expansión Política. El pago por fungir como secretaria de Gobernación, la dependencia central en el gabinete político de México, representó el 15.9% de sus ingresos, mientras que su pensión de la SCJN significó el 34.3%.

En el otro extremo, entre los de menos fortuna monetaria se ubicó Delfina Gómez Álvarez, secretaria de Educación Pública, quien en los primeros dos años de la administración se desempeñó como delegada de los Programas para el Bienestar en el Estado de México. El ingreso de Sánchez Cordero fue 7.9 veces mayor que la percepción de la maestra a cargo de la educación nacional, que fue de 3 millones 80,539 pesos.

En el promedio de este universo aparecen funcionarios como Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores. Sánchez Cordero lo superó en ingresos 4.7 veces, pues el canciller reunió 5 millones 156,851 pesos entre 2017 y 2020.

Entre 2018 y 2019, en su primer año de gestión en el gobierno de López Obrador, la secretaria de Gobernación incrementó su ingreso 10.3 veces.

Si en 2017, antes de tomar posesión en el gabinete, su ingreso fue de 348,661 pesos, para 2018 esa percepción fue de 3 millones 600,066 pesos. En 2019, logró 10 millones 688,288 pesos, y en 2020, 9 millones 742,490 pesos.

El reflejo de su patrimonio se encuentra también en las propiedades inmobiliarias que acumuló en las últimas dos décadas y la forma en la que las adquirió. Sánchez Cordero se hizo de un departamento y dos terrenos y siempre pagó al contado.

Sus compras de inmuebles se iniciaron en 1992 con un terreno de 90 millones de pesos. En esa época, las autoridades hacendarias reconocieron “hiperinflación” en México y ordenaron quitar tres ceros a la moneda. Convertida la cantidad a pesos de ahora, el precio de ese terreno es de unos 858,922 pesos.

Las adquisiciones continuaron con un departamento de 318 metros cuadrados con un valor de 2 millones 711,961 de pesos (5 millones 346,197.04 pesos de ahora), en 2004, y siguieron con otro terreno con un valor de 2 millones 400,000 pesos (3 millones 499,894 pesos de ahora), en 2011.

Y también está ese penthouse que adquirió al lado de su esposo y que jamás apareció de manera pública en su declaración patrimonial, pese a que por ello se vio envuelta en controversia. (Con información de Expansión)

Categorías:Yucatan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s